10 Hábitos de estudiantes de derecho exitosos

Prestando mucha atención a los hábitos consistentes compartidos por nuestros estudiantes de derecho más exitosos, y los hemos compilado aquí para ayudar a nutrir el éxito de nuestros futuros académicos legales. Estos son los diez hábitos principales que hemos identificado en estudiantes de derecho exitosos, con algunos consejos clave incluidos para ayudarlos a manejar la carga de trabajo a menudo abrumadora de la educación legal.

1. Planifica tu trabajo

…¡y trabaja en tu plan! Este viejo adagio realmente tiene valor cuando de repente estás rodeado de fechas de entrega de tareas, exámenes prácticos y una pila creciente de recordatorios de notas adhesivas. Puede parecer obvio, pero demasiados estudiantes se atrasan debido a la simple falta de habilidades organizativas. No dejes que te pase a ti. Invierte en un planificador tradicional, un asistente virtual o una plataforma de programación digital: lo que mejor te ayude a practicar una buena gestión del tiempo, organizar tus tareas y realizar un seguimiento de tus objetivos.


Tenga en cuenta los compromisos y objetivos tanto a corto como a largo plazo para que su planificación se convierta en una hoja de ruta que lo guíe hacia su éxito general. Eso significa hacer más que anotar los tiempos de clase; acostúmbrese a planificar tiempo para estudiar, pasantías y compromisos extracurriculares para que todo quede contabilizado.

2. Adelántate en la lectura

Parte de tu trabajo como estudiante de derecho es la autoeducación . Eso significa ir más allá de las asignaciones de lectura; necesita hacer la lectura (al menos dos o tres veces) e intentar aprender cómo aplicaría lo que aprendió en situaciones del mundo real antes de estudiarlo en clase. La lectura anticipada ayuda a reforzar su conocimiento general.

Aquí hay otra gran razón: cuando avanzas en la lectura, es mejor que evites quedarte atrás. Un brote de gripe o un bache inesperado en el camino pueden hacer que te sientas perdido el resto del trimestre. Elimine la posibilidad de quedarse atrás y reduzca el estrés potencial innecesario al mantener una comprensión sólida un paso antes de lo previsto.

3. Crea sus propios esquemas

Digámoslo de nuevo: los grandes estudiantes de derecho aprenden derecho por sí mismos. La creación de esquemas es crucial para comprender completamente la gran cantidad de contenido que se le presenta. Manipular y organizar el material por su cuenta es una excelente manera de identificar lo que sabe y qué áreas pueden necesitar más práctica o estudio. Confiar en un libro de preparación para bares o, peor aún, en el esquema anterior de otro estudiante, puede ahorrarle tiempo a corto plazo, pero ciertamente no lo ayudará a digerir completamente la información importante.

4. Memoriza el material semanalmente

No cometa el error de asumir que sus hábitos de estudio de pregrado serán suficientes en la facultad de derecho. Comprender una gran cantidad de material cubierto en un corto período de tiempo es un juego de pelota completamente diferente.

Priorice el aprendizaje y la memorización de material cada semana como una práctica fundamental para toda su educación legal. Tendrás mucho más éxito en los exámenes si memorizas las lecciones regularmente en pequeños incrementos en lugar de intentar abarrotarlas en el último minuto. También le irá mejor al recordar el conocimiento cuando sea el momento de aplicarlo en debates legales y situaciones del mundo real. Aplicar lo que ha aprendido es una diferencia fundamental entre el éxito en la facultad de derecho y el éxito en casi cualquier otro campo que haya estudiado. En pocas palabras: si hasSi ha estudiado derecho con el tiempo, estará mucho más preparado para aprobar los exámenes de la facultad de derecho y ese pequeño y molesto examen conocido como el Colegio de Abogados.

5. Ir a clase

Esto puede parecer obvio, pero como dice el refrán, “el 80% del éxito es simplemente aparecer”. Eso es cierto para el público en general, pero ahora debe dar un paso más si desea aventurarse en el ámbito de los estudiantes de derecho de gran éxito. Evita las ausencias. Preséntese, participe y sea un académico comprometido. Si se encuentra desconectado del material, es muy probable que no se haya preparado adecuadamente antes de la clase; cuando haya terminado la lectura, memorizado las lecciones clave y pensado en cómo podría aplicar lo que aprendió, es mucho más probable que permanezca atento durante la clase.

Nuevamente, una gran parte de la facultad de derecho se trata de uno mismo .-educación; hacer el trabajo previo debería ayudarlo mejor a concentrarse y participar en clase. Tómate el tiempo y haz pequeños cambios (¿más tiempo de estudio planificado? ¿Un grupo de estudio diferente?) cuando sea necesario para ayudarte a estar completamente presente con tus compañeros y profesores.

6. Haz preguntas

Tus profesores tienen una impresionante base de conocimientos colectivos; si no interactúa con ellos para aprovechar ese conocimiento, se lo está perdiendo. Lo más probable es que, si tiene una pregunta, al menos uno de sus compañeros también la tenga, así que levante la mano y comience una discusión. Si eres un poco tímido o tienes una pregunta que está fuera del tema de esa lección, planifica tiempo para visitar a tu profesor durante el horario de oficina.


En pocas palabras: recuerde apoyarse en su equipo de apoyo académico, desde profesores hasta compañeros, mentores y más, para preguntas relacionadas con las habilidades, y siempre esté abierto a buscar consejos sobre la facultad de derecho y su carrera profesional a largo plazo.

7. Practica, practica, practica

Un decano de la Facultad de Derecho de WMU-Cooley a menudo les dice a los estudiantes que “la preparación adecuada previene el bajo rendimiento”. Es un bocado, pero es un mensaje importante. La preparación, en términos de la facultad de derecho, se reduce en gran medida a la práctica. Estudiar y obtener conocimiento es una cosa; aprender cómo aplicar mejor ese conocimiento requiere una buena cantidad de práctica.

Practique tomando exámenes, escribiendo argumentos persuasivos, incluso debatiendo temas relevantes; prepárese con preguntas enfocadas que lo ayuden a absorber completamente el conocimiento. Te sentirás más cómodo más rápidamente y es un hábito que te beneficiará tanto en la facultad de derecho como cuando te embarques en una carrera legal.

¿Te preguntas por dónde empezar? Llame a su equipo de apoyo académico para obtener excelentes consejos sobre las mejores prácticas de preparación.

8. Aprovecha los recursos gratuitos

WMU-Cooley Law School tiene varios departamentos con programas diseñados para apoyarlo en todas las etapas de su carrera legal. Si no los estás aprovechando, te lo estás perdiendo. Acostúmbrese a familiarizarse con las muchas formas en que puede beneficiarse de esos recursos gratuitos para que se sienta cómodo buscando ayuda cuando la necesite.

Su Coordinador de Inscripción y Servicios Estudiantiles lo ayudará a planificar su trayectoria académica hasta el día en que esté listo para que la Oficina de Desarrollo Profesional y Profesional le brinde asistencia para redactar su currículum. Entre esos hitos, puede perfeccionar sus habilidades con seminarios, exámenes de prueba, programas de preparación para barras, eventos de networking y más. WMU-Cooley ofrece una base sólida para el éxito de los estudiantes, así que acostúmbrese a buscar y utilizar todos los recursos gratuitos que pueda para completar su educación legal.

9. Mantén una perspectiva saludable

Su primer término como estudiante de derecho puede venir con una fuerte dosis de miedo, y eso está bien. Estás haciendo algo completamente nuevo mientras das un gran paso hacia tus metas profesionales. Acostúmbrese a transformar su miedo en motivación y sea paciente a medida que aprende, crece y desarrolla sus habilidades.


Como dijo Les Brown, “Dispara a la luna. Incluso si fallas, aterrizarás entre las estrellas. Apunta alto y comprométete a dar lo mejor de ti, pero no seas demasiado duro contigo mismo si tienes dificultades a veces. Estudiar derecho es complejo y, a veces, tedioso, por lo que centrar tu atención es clave. Recuerda que el viaje valdrá la pena al final.

10. Encuentra el equilibrio

Piense en su tiempo en la facultad de derecho como un maratón; si lo tratas como un sprint, estarás fuera de la carrera bastante rápido. Encontrar un equilibrio entre las altas exigencias de la facultad de derecho y el resto de su vida puede parecer desalentador, pero es fundamental para mantenerse saludable y comprometido, y evitar el agotamiento.

Los estudiantes exitosos tienen el hábito de practicar el autocuidado. Planifica el tiempo para conectarte con amigos y familiares, mantener hábitos saludables (física y mentalmente) y seguir alimentando tu alma con las cosas que amas. La facultad de derecho es solo una parte de una vida plena, y si deja que el resto de su vida sufra, la facultad de derecho se sentirá como un castigo en lugar del emocionante viaje hacia la carrera que imaginó.

Pensamiento final

Los estudiantes de derecho exitosos son motivados, apasionados y están especialmente orientados hacia el trabajo arduo, aunque tienden a alcanzar niveles aún más altos de éxito al utilizar consejos para trabajar de manera más inteligente, no solo más difícil. Adoptar algunos o todos los hábitos anteriores puede ayudarlo en gran medida en sus estudios legales y en su carrera profesional más adelante.

Antes de que termines esta lectura, te recomendamos también nuestro artículo de “¿Cómo es una licenciatura en derecho?“. Gracias por tu atención, ¡nos leemos pronto!