Imagen de estudiar y trabajar

Cómo estudiar y trabajar sin morir en el intento

Estudiar y trabajar suena a una misión imposible que, sin embargo, muchos nos animamos a intentar por todos los beneficios que conlleva o, simplemente, porque es necesario y no somos quién para decirle que no a un reto ¿verdad? Aunque ciertamente es un balance complicado, también es perfectamente lograble sin morir en el intento. Aquí te contamos nuestros mejores consejos para que lo logres y sigas avanzando hacia tus metas académicas, laborales y personales. 

Planea tus horarios para todo

Sabemos que la espontaneidad es una parte mágica de la vida. Pero, a veces tenemos que renunciar un poco a ella para lograr balancear todo lo que tenemos sobre la mesa como estudiar y trabajar. Por eso, te recomendamos que hagas horarios y planes tanto para tus momentos de estudio y trabajo, como para los de socialización y convivencia. Sí, será raro decirle a tus amigos que solo puedes verlos martes y jueves de 8 a 10, pero más raro será decir que sí, luego cancelar porque habías olvidado tus tareas o que ya nunca más podrán verse porque te quedaste sin trabajo y ahora no tienes dinero para salir. O determinar que el tiempo en familia será los sábados a partir de las 3, sí o sí. Pero, al final, verás que esta planeación te ayudará a mantener la cordura y entregar todo lo que tienes que entregar en tiempo y forma. Por supuesto, no todo tiene que salir como tú esperabas y los planes tendrán que cambiar y adaptarse.

Busca licenciaturas y maestrías ejecutivas

Correr del trabajo a la universidad y encargarte de asuntos familiares y mil cosas más sí que tiene la capacidad de enloquecer a cualquiera. Pero no tiene que ser así. Afortunadamente existen las licenciaturas y maestrías ejecutivas te permiten estudiar y trabajar a tus propios tiempos. Así, puedes tener la tranquilidad de que si sales tarde del trabajo, puedes retomar tus estudios en otro momento sin que te pierdas de nada. También puedes aprovechar estos espacios para convivir con tus seres queridos y para ti. Mira aquí la oferta de licenciaturas ejecutivas.

Date tiempo para ti

Aunque parezca que no hay manera, aunque te sientas egoísta, aunque miles de cosas más lo demanden, tienes que hacer tiempo para ti. Si programas bien tus horarios y encuentras licenciaturas o maestrías ejecutivas para trabajar y estudiar, podrás darte esos momentos solo para ti, y sí que los necesitas y mereces. Al menos una vez por semana por una hora o treinta minutos, haz lo que quieras, aunque sea solamente acostarte a mirar el techo. Descansa, recupérate y luego sigue adelante. Necesitarás toda esa energía.

Sabemos que es difícil, pero no tenemos duda de que podrás lograrlo. Si necesitas ayuda para motivarte, aquí te dejamos algunos consejos.